In conversation

David Corrochano


(click here to see in English)

Durante los años, David ha elevado su obra de ser un fotógrafo de viajes enfocado en viajes y naturaleza a ser uno de los principales creadores de un proyecto que documenta una realidad existente a simple vista, pero que todos decidimos ignorar. “We are all heroes” nacio con la idea de exhibir el problema actual del plástico en Bali, Indonesia, y mostrar el evidente contraste con lo que estamos acostumbrados a ver de estos sitios. 

¿Por qué decidiste crear este proyecto?

La primera vez que fui a Bali con mis amigos me sorprendió la falsa realidad que se mostraba en las redes sociales. Antes de ir hice una búsqueda completa de sitios que visitar, videos de youtube, etc y todo parecía paradisíaco, idílico, y cuando vas allí te das cuenta que la realidad es diferente. Hay un serio problema con el plástico, y eso no se muestra.

Es cierto que hay sitios maravillosos, Bali me fascinó en todos los sentidos, eso no podemos negarlo, pero en cuanto te giras ves que hay plástico por todas partes. Tuve la necesidad de contar esa otra realidad, aquella que no se muestra en redes. Por eso decidí volver al año siguiente, pero esta vez para centrarme en este tema. Escribí a asociaciones, me informé del tema, y salió un proyecto muy interesante.



 ¿Cuál dirías que es el problema y el reto al que se enfrentan estos países para dejar de producir plástico ?

No es sencillo, pero el principal reto lo tienen las grandes empresas. Si no cortas el grifo por mucho que friegues el suelo el problema seguirá existiendo. Si tuviese que resumirlo diría: Primero un problema de educación. La gente, y ya no digo solo en Indonesia, no está concienciada. Hay que educar a la gente desde pequeña en este aspecto. Cada vez hay más gente haciendo una gran labor en este sentido. Como Trash Hero, la asociación con la que me puse en contacto. Se encargan de hacer recogidas de plástico semanales en diferentes puntos para concienciar sobre este problema.

Por otro lado, falta de un sistema de gestión de residuos adecuado. Ten en cuenta que en Indonesia hay más de 10000 islas, establecer un sistema de gestión de residuos adecuado es complejo, y más en un país que no tiene recursos para llevarlo a cabo. Turismo, si sumamos los dos puntos anteriores, y que cada vez hay más turismo, los residuos son cada vez mayores en un país que no puede gestionarlos. Al final recurren a quemarlos, lo cual no es una solución.

Grandes empresas y escasez de alternativas. Para mí, sin duda, este es el principal problema. Ellos son los primeros responsables de lo que producen. Nosotros tenemos capacidad para aportar nuestro grano de arena, pero no hay tiempo. Hasta que las grandes empresas no corten el grifo, por desgracia, el problema seguirá estando.




¿Fue tu primera vez haciendo un proyecto de este tipo?

Sí. Tenía ganas de hacer un proyecto que siguiese una temática ambiental. Hasta ahora la temática que habían seguido mis fotografías estaba centrada a viajes y naturaleza, pero sentía la necesidad de contar algo más, notaba que me había quedado atascado y que mis fotografías no estaban contando nada. Quería alejarme del aspecto puramente estético y superficial y centrarme en el mensaje. Como digo, el primer viaje a Bali fue el que me cambió el chip. Sólo veía fotografías bonitas de sitios idílicos y ese choque con la realidad hizo plantearme que debía seguir otro camino, tenía que contar algo diferente.


    

¿Cual es tu proceso creativo?

Tenía claro que quería acercarme a la gente. Contar la historia desde cerca para hacerla más personal. Por eso opté por ópticas más angulares, aunque no siempre fuese posible.

La decisión de usar blanco y negro fue posterior. Una vez en casa revisando todo el material, empecé a experimentar con la edición. Probé distintos tipos de edición pero ninguna me convencía. Me di cuenta de que me estaba centrando demasiado en el color y me estaba alejando del mensaje. Temía que el uso de colores distrajese del tema principal y que terminase creando un contenido efímero. Mi objetivo era conseguir que con el paso del tiempo esas fotografías no estuviesen influenciadas por el momento en el que las edité, ni se juzgasen por la técnica en vez de por el contenido. Al final opté por no distraer con colores y centrarme únicamente en el blanco y negro.

El proyecto lo llamé “We are all heroes” porque todo el mundo tiene la capacidad de poder cambiar las cosas. Todos somos partes del cambio.

Por este motivo oscurecí los negros y las caras de la gente con la intención de restar importancia a los sujetos para que cualquiera que lo vea pueda sentirse identificado con la persona. Además aumenté los blancos ya que los plásticos generalmente tienen un aspecto más claro esto hizo que llamasen más la atención. Concretamente hay una fotografía de una playa en Canggu, donde hicimos la recogida de plásticos, que exageré este contraste entre blancos y negros. Gracias a ello, simplemente fijándote en la cantidad de puntos blancos que hay podemos hacernos una idea de la cantidad de plástico que hay en la playa.

 

 Después de esta experiencia, ¿qué cambios hubo en ti y en tu carrera profesional?

A nivel individual si que noté cambios. Desde que volví de Bali dejé de consumir botellas de plástico. Empecé a fijarme en todo lo que consumía y en si contenía plástico o no. Es alucinante, antes no era consciente. Intento evitar siempre que puedo el plástico pero a la vez es complicado, no hay muchas alternativas. Lo importante es generar conciencia y tratar de ponerle soluciones, empezando a nivel individual. A nivel profesional ese viaje me planteó seguir realizando proyectos de este tipo. Es algo que me encantaría. Siento que estos proyectos le dan un sentido más profundo y útil a mi trabajo.




¿Qué aprendiste de la cultura de Indonesia que aplicas en tu día a día?

Su filosofía de vida. Su religión. Aprender a estar presente. No preocuparme tanto por el futuro, o por cosas que no puedo controlar. Siempre tienen una sonrisa en la cara. Son felices simplemente volando una cometa, o sentados. Sin hacer nada. Te das cuenta de que muchas de nuestras preocupaciones no son tan trascendentales como nos pensamos.




 ¿Qué importancia tiene para ti generar proyectos y contenido consciente en este momento?

Ahora más que nunca creo que es importante tener cuidado con el contenido que generamos y enseñamos. Hay veces que es complicado distinguir entre realidad y ficción en redes. Todo lo que vemos nos condiciona directa o indirectamente. Este tipo de contenido hace que pongamos los pies sobre la tierra y seamos conscientes de los problemas ambientales a los que nos enfrentamos.

 

¿Tienes algún consejo para alguien que quiera realizar un proyecto como este
o desee enfocar su carrera a proyectos de este tipo?

Tampoco soy el más indicado para dar un consejo, llevo mucho en el mundo de la fotografía, pero es el primer proyecto que realizo de este tipo. Si tuviese que decir algo diría que se informase bien, que se dejase empapar de la cultura, que interactuase con la gente, que empatice con ellos, que entienda y escuche todos los puntos de vista y que contraste información.



¿Qué podemos esperar de ti en el futuro y dónde podemos verlo?

Me encantaría poder realizar más proyectos así en un futuro. También tengo ganas de realizar un documental. Quien sabe lo que pasará más adelante. Podéis seguirme en Instagram (@dcorrochano) o mi web www.davidcorrochano.com.




Info       Unete      Colaboradores     Archivo      Studio

Mark